Hestories pa contales (Más nomes de muyer)

La idea de facer una antoloxía d’escritores en llingua asturiana surdió un día cuando falando con Esther Prieto, hará unos cuatro años, facía-y yo la observación de que pesie a lo muncho que se diz que la lliteratura de les muyeres ta yá normalizada a mi nun me salíen les cuentes. Los índices de catálogos siguíen llenos de nomes d’homes, ya nun digamos les llistes de los premios y de los reconocimientos de mayor altor. Podíen ser idees míes pero cada vez que contaba llegaba a les mesmes conclusiones, asina que de la zuna mía de contar y de la molición que me dexaba’l resultáu de lo que contaba, foi que nos convenciemos Esther y yo de la falta que facía ponenos a contar, sí, pero esta vez les nuestres hestories. La intención yera non solo danos una visibilidá necesaria sinón, sobre too, facer una reflexón –fuxendo de victimismos– sobre les posibles causes que nos faen a les muyeres siguir ocupando los espacios más arrequexaos de la cultura en xeneral y nesti casu de la lliteratura en particular. Soi mui consciente de que los cambios sociales son muncho más lentos de lo que quixéramos y que tán mui a años lluz d’esos avances de la tecnoloxía que dan vértigu (dalgo que según yo tampoco siempre se puede considerar avance entendío esto como daqué positivo pa la vida y el planeta, pero esi ye otru tema del que nun se va falar agora) pero tamién soi consciente de que si nun lo facemos nosotres, si nun escarbamos p’arrincar la nuestra hestoria, si nun facemos un esfuerciu común y el llabor de dar prestixu a les “coses de muyeres”, naide va venir a facelo por nosotres. Y les coses de muyeres, y esa creo yo que ye la nuesa intención, tamién son y deben ser coses d’homes.
En 1995, publicaba Antón García, entós editor de Trabe, Muyeres de cuenten, la primera antoloxía d’escritores n’asturianu que se fixo, un trabayu mui novedosu y llenu d’una conciencia qu’algunos, y algunes, siguen tovía ensin algamar. Yeren siete les que formaben parte de la coleición. Veintidós años más tarde, somos diecisiete les que participamos nesti nuevu llibru, Hestories pa contales (Más nomes de muyer), un númberu que quixera saber si pensamos que ye pa quexase o pa creer que los deberes tán fechos y polo tanto pa celebrar.

Paquita Suárez Coalla